Montando un elefante

Cerca de alguien con los pies descalzos montando un elefante.

Montar en elefante es una experiencia muy emocionante. Hay algo especial en conducir un animal de diez toneladas que tiene la fuerza para destruir casi cualquier obstáculo en su camino. La altura del elefante, casi cuatro metros, le da a uno una gran visibilidad de lo que sucede a su alrededor, incluso en la distancia hacia situaciones o peligros que se anticipan. Hay una sensación de seguridad, incluso cuando estás en medio del bosque te sientes seguro en este animal que no tiene depredadores naturales.

Es fácil pensar y sentir que tienes poder cuando conduces un elefante, pero eso no es realmente cierto. El elefante te lleva a donde quiera que decida ir. Tu puedes sugerir la dirección, tratar de presionarlo para que se mueva y se detenga, pero, al final, el elefante probablemente hará lo que quiere hacer. Es solo cu